Beneficios del porteo para padres y bebés

los beneficios del porteo ergonómico

 

Hasta hace unos años, el porteo ergonómico del bebé era una práctica poco habitual en la crianza occidental moderna. Por eso todavía se relaciona bastante con un tipo de madre innovadora y algo hippie.

Sin embargo gracias a la tendencia de la vuelta a lo natural, se ha recuperado este modo de llevar al bebé. Es conocido mundialmente como método canguro y cada vez está más en auge.

 

los beneficios del porteo ergonómico

 

Porteo ergonómico, natural y seguro

El porteo se debe disfrutar y realizar de la forma correcta. No es recomendable portear de cualquier manera, ni portear porque si o porque esté de moda.

Es muy importante elegir bien el método de porteo adecuado. Debes tener en cuenta la edad y peso del niño, si es un porteo ocasional o diario y la temperatura de la zona. Se pueden utilizar múltiples accesorios, como por ejemplo, el reductor de la cabeza o el abrigo de porteo.

 

 

Además te debes asegurar de que sea un método ergonómico que favorezca los tiempos del bebé y su desarrollo psicomotor.

Cómo en casi todos los temas relacionados con la crianza, te recomendamos informarte y probar. Lo mejor es que te quedes con la opción que te haga sentir bien.

Se necesitan tres elementos básicos:

  1. Un portabebés. ¿Fular, mei tai o mochila ergonómica?.
  2. Un bebé. Se puede practicar desde el nacimiento.
  3. Un papá o mamá algo loco y feliz.

Si al final te decides a portear te enfrentarás a escuchar comentarios del tipo «es que eres una modera»  «las nuevas generaciones y sus cosas, con lo bien que está el niño en el carro»  «se te va a cargar la espalda» o el recurrente «ya no saben que inventar para que os gastéis el dinero». ¡No hagas caso y disfruta del porteo!

 

los beneficios del porteo ergonómico

 

Beneficios del porteo ergonómico

Son muchos los estudios que refutan las ventajas y los beneficios de utilizar portabebés durante el primer año de vida del niño. Tanto a nivel físico como a nivel emocional.

  • El piel con piel, escuchar tu voz y el latido de tu corazón, sentir tu calor corporal, son elementos que le hacen sentir seguro y tranquilo.
  • Fortalece el vínculo afectivo entre el bebé y el papá o la mamá.
  • Ayuda a que puedas atender sus demandas antes de que llore.
  • El bebé duerme más y mejor.
  • La posición vertical y en C (llamada comúnmente ranita) y las piernas en forma de M, quedando las rodillas más altas que las caderas, es beneficiosa para los bebés y su correcto desarrollo.
  • Alivia a los bebés que sufren los llamados cólicos del lactante.
  • La correcta distribución del peso disminuye el dolor de espalda y brazos, ocasionado por cogerlo sin portabebés.
  • Te permite realizar actividades con hijos mayores mientras porteas al bebé.
  • Tienes las manos libres para realizar otras tareas.

 

 

¿Has probado este método con tu bebé? ¿Conocías los beneficios del porteo?

¡Comparte!

Deja un comentario