Consejos para proteger a tu bebé del calor

Consejos para proteger a tu bebé del calor

Tenemos que tener en cuenta que los bebés son muy vulnerables a las altas temperaturas. Por eso es importante tomar algunas precauciones para evitar problemas como la deshidratación, los golpe de calor o las quemaduras solares. A continuación os dejamos varios consejos para proteger a tu bebé del calor en los meses de verano.

¿CÓMO PROTEGER AL BEBÉ DEL CALOR?

1.- Evitar la exposición solar en las horas de más calor

Los mejores momentos para estar con tu bebé al aire libre son por la mañana temprano o al atardecer. Si el bebé tiene más de seis meses recuerda utilizar siempre un protector solar de factor alto. Además es recomendable usar una gorra o sombrero e incluso gafas de sol. Si vais a la playa o la piscina busca siempre la sombra y vuelve a aplicar protector solar después de cada baño.

Antes de los seis meses no es aconsejable usar protector solar ni exponer al niño a los rayos solares.

Consejos para proteger a tu bebé del calor

2.- Ofrecer a tu bebé agua con frecuencia

Que el bebé esté bien hidratado es imprescindible. Los niños pequeños suelen sudar bastante y no piden agua con la frecuencia necesaria. Si estás practicando la lactancia materna, aumenta el número de tomas. Si el bebé toma biberón, el agua de las tomas es suficiente para mantenerlo hidratado. Cuando el bebé tiene más de seis meses, además de la teta o el biberón le puedes ofrecer agua mineral.

3.- Regular la temperatura del hogar

En el caso de tener aire acondicionado, lo recomendable es tener una temperatura más o menos estable de unos 21º. No debes tener el aparato encendido todo el día porque reseca mucho la atmósfera y las vías respiratorias del bebé. Es una buena idea usar un humidificador para contrarrestar la sequedad ambiental.Si no usas aire acondicionado, intenta mantener la casa lo más fresca posible. Ventila temprano y cierra las ventanas y persianas.

Nunca pongas al bebé directamente en la corriente del ventilador o del aire acondicionado.

Consejos para proteger a tu bebé del calor

 4.-Regular la temperatura del coche

Para proteger al bebé del calor es aconsejable ventilar el interior del vehículo abriendo las puertas antes de iniciar un viaje. Un buen truco es tapar la silla del bebé con una toalla para que cuando vayas a usarla no queme al tacto. Además son muy aconsejables los parasoles. Los puedes comprar en el concesionario de la marca o en cualquier bazar. Como el aire acondicionado reseca las mucosas, hay que tener la precaución de desconectarlo a ratos y ofrecer agua bebé. No olvides parar cada dos horas en un lugar con sombra para descansar.

Aunque aparques el coche a la sombra nunca dejes al bebé dentro.

Consejos para proteger a tu bebé del calor

5.- ¡El bebé siente la temperatura igual que tú!

No es buena idea abrigar al bebé en exceso. Esto puede provocar sudamina, una erupción de la piel que se produce por la obstrucción de las glándulas sudoríparas. Si el tiempo es muy caluroso, le puedes aliviar dejandole desnudo o solo con el pañal. Para salir de paseo, sobretodo si practicáis el porteo, lo mejor son los tejidos naturales que permiten la transpiración.

En el recién nacido es habitual notar las manos y los pies fríos, simplemente está aprendiendo a regular su temperatura. Por el contrario, la sudoración en el cuello o la cabeza es un signo de que tiene calor. En este caso es aconsejable refrescar el ambiente y si es necesario al bebé. Sencillamente siéntalo en el lavabo y deja que juegue con el chorro del agua mientras le humedeces el cuerpo. No olvides secarle bien antes de vestirle de nuevo.

¿Qué trucos tienes para que tu bebé esté fresquito en verano?

 

¡Comparte!

Deja un comentario