RUIDO BLANCO – ¿Es recomendable usarlo para relajar a tu bebé?

Ruido blanco - Masquemadre.es

¿Qué es el RUIDO BLANCO?

El ruido blanco es un sonido que integra todo el espectro de frecuencias sonoras existentes, de forma armónica y sin que haya frecuencias que destaquen por encima de otras. Como resultado, obtenemos un ruido calmante que es utilizado tanto para la relajación como para la concentración cerebral.

¿Porqué funciona escuchar RUIDO BLANCO?

En las primeras investigaciones sobre este tema, de hace unos 30 años, se menciona la similitud entre el ruido blanco y el sonido que se escucha dentro del vientre materno. Después se llegó a la conclusión de que simplemente se produce un aislamiento sonoro. En ausencia de estímulos externos, el bebé consigue relajarse e incluso dormirse. Si bien es verdad esto nos sucede a cualquier edad. Aún hay muchos estudios que lo recomiendan para combatir el insomnio o para ayudar en la concentración.

¿Es recomendable utilizar RUIDO BLANCO para relajar a tu bebé?

Existen dos puntos de vista diferentes. Cada cual avalada por un número de estudios pero sin conclusiones concluyentes.

La primera vertiente defiende que esto es malo por el hecho de que dejar al bebé sin estímulos durante demasiadas horas al día puede afectar a su capacidad de oír y aprender del entorno a través de su audición.

En el lado opuesto se sitúan los que defienden que esto no parece así teniendo en cuenta el comportamiento de los bebés y su frecuencia cardíaca. La realidad es que el bebé se relaja y se duerme y como sabemos un bebé alterado, asustado o estresado no consigue conciliar el sueño (como nos pasa a los adultos).

Ruido blanco - Masquemadre.es

· CONCLUSIONES ·

Por eso las conclusiones habitualmente suelen ser siempre las mismas. No es un recurso que sea absolutamente malo ni absolutamente bueno. Es una herramienta que podemos utilizar en los casos en que nuestro bebé está pasando un mal momento con un llanto fuerte e irritado. Siempre es mejor esto que métodos más drásticos como por ejemplo, dar voces o dejarlos llorar. Lo que supone un aumento en la frecuencia cardíaca muy considerable en nuestro bebé y un estrés para él y para nosotros.

Tenemos que tener en cuenta que sus necesidades básicas deben estar cubiertas. Si su llanto es porque el bebé tiene una carencia, primero debemos encargarnos de ello, ya sea hambre o simple falta de seguridad. Los bebés necesitan brazos y cariño, y el ruido blanco nunca podrá sustituir el latido del corazón de mamá.

¿Has utilizado el ruido blanco para dormir o relajar a tu bebé? ¿Qué resultados te ha dado? ¿Lo recomendarías?

¡Comparte!

Deja un comentario